Arranca el Proyecto Fotográfico: Mi casa es tu casa

La investigación se propone abordar el estado del derecho a la vivienda en Puerto Rico.

Usando como hilo conductor la frase popular “Mi casa es tu casa”, se atravesarán y desafiarán las dimensiones sociales, económicas y políticas del  problema de vivienda en Puerto Rico. El objetivo general del proyecto es foto revelar las condiciones de la Vivienda en la Isla a través de la mirada y relato de sus habitantes. Específicamente, se persigue revelar las condiciones de infraestructura de las viviendas en la Isla, explorar aquellas tensiones derivadas del tipo de tenencia y sus condiciones de habitabilidad, así como documentar los estresores políticos, sociales y económicos que contradicen el disfrute de una vivienda digna.

El atractivo más importante del proyecto está en la metodología de la investigación que, través de la fotografía documental y el photo-voice, brindará una experiencia única a quienes participen de exponer sus vivencias, de forma oral y fotográfica. Un segundo atractivo, radica en la oportunidad crítica, creativa y esperanzada con que se aborda la forma en que trabajadores y trabajadoras sociales cotidianamente sirven a la población en el ejercicio de este derecho. La idea ha sido, cuestionar el Trabajo Social, invitándole a identificar urgentes desafíos y conflictos éticos en materia de vivienda, así como nuevas posibilidades de acompañamiento profesional.

La investigadora principal del proyecto, Kamil Gerónimo López, es estudiante de maestría de la Escuela Graduada de Trabajo Social Beatriz Lassalle. Su proyecto de tesis, titulado: El Derecho a la Vivienda y Trabajo Social en Puerto Rico, dio comienzo el pasado mes de agosto, cuando comenzó a dar forma a la revisión de literatura con materiales compilados de carácter periodístico en el país, así como influencias teóricas provistas por experiencias de investigación en España y Brasil.

A inicios de enero recibió la aprobación oficial del Comité de Revisión Institucional en la Universidad de Puerto Rico, y con ello la luz verde para dar comienzo al Proyecto Fotográfico. Se pide colaboración a la comunidad universitaria, a activistas por los derechos humanos, líderes comunitarios y trabajadores/as sociales, para dar a conocer la convocatoria del proyecto y allegar participantes que voluntariamente se comuniquen con la investigadora principal a la información de contacto provista.

Flyer Oficial1

Anuncios

¿Porqué un Observatorio de la Vivienda en Puerto Rico?

Por aquí les comparto un proyecto que por fin está al aire en la Web. Se trata del Observatorio de la Vivienda en Puerto Rico. Si bien hubo un evento en la Isla que marcó la fundación concreta -el suicidio de una mujer justo antes de ser desahuciada- llevaba ya algunos meses pensando qué hacer ante el cúmulo de noticias, eventos, iniciativas, experiencias profesionales y voluntarias de colegas alrededor del tema de vivienda, desde una perspectiva de derechos humanos dispuesta a trascender la denuncia.

Sí, mucho de estos aspectos no forman parte de las crónicas de prensa de nuestro país. Pero aquí no acaba el asunto;  bastante de lo que sí llega a ser publicado no se problematiza desde una lectura crítica e inter-seccional, con la que podríamos explorar la raíz de esta problemática incorporando las perspectivas de género, raza, edad, nacionalidad, ambiente, y más. Lecturas como éstas son necesarias y urgentes para entender como el derecho a la vivienda se inter-relaciona a su vez otros derechos humanos. Aquí tampoco acaba el asunto. Y es que no se llegaría muy lejos en materia de transformación si, luego de satisfacer la curiosidad intelectual, carecemos de compromiso político para articular posibles marcos de acción.

Ciertamente esos procesos descritos no son lineales, estar informado/a es una constante permanente tanto en la teoría como en la práctica, de la cual se generan nuevas experiencias a ser sistematizadas para alimentar los conocimientos que se han ido construyendo. Quise que el Observatorio sirviera de herramienta a cada uno de estos aspectos. Comienza operando como un foro social de carácter virtual en el que no sólo se publican o se comparten noticias, sino que se invita a la población a reseñar acontecimientos inéditos, compartir documentos, hacer denuncias, analizar planes de vivienda o políticas habitacionales y presentar investigaciones sobre el tema en sus diversas manifestaciones. Logo 2

El Observatorio no pretende limitarse a los medios tradicionales, sino que pretender incorporar la diversidad de conocimientos, sus niveles y las destrezas que permitirían a determinada población participar del foro. Así, trabajé una bienvenida de tipo universal tanto a toda persona que desee expresarse, como al idioma, medio o formato en que lo desee. Serán aceptadas colaboraciones escritas, fotográficas y audiovisuales en la forma de relatos, resumen, entrevistas, entre otros. Lo que pretendo es promover una plataforma que haga disponible la información, de forma que pueda ser accesible a quien la necesite, no la conozca o pueda beneficiarse de contar con un banco de datos actualizado sobre el tema. Regar la voz será posible, a través de las redes sociales que ya han sido vinculadas al observatorio y que a su vez son seguidas por personas, grupos, instituciones  y/o campañas de intereses afines mediante el uso de etiquetas o hashtags.

Es innegable que un discurso hegemónico bautiza la forma en la que hemos conocido esta y otras materias de la vida cotidiana. La propuesta entonces vira la tortilla a estos discursos, permitiendo que otras lecturas comprometidas con los mejores intereses de bien común del Pueblo tengan un espacio. Por esta razón, trasciende los organismos gubernamentales  y las versiones oficiales del Estado o las corporaciones, para que sujetos/as, grupos, asociaciones, comunidades organizadas, cooperativas y otras organizaciones sociales, políticas y culturales, tengan un decir y a su vez den a conocer sus experiencias y desafíos de cara al asunto vivienda. No se limita a la discusión nacional urbana, sino que aborda las zonas rurales y el escenario internacional.

Un elemento cognitivo se añade al Observatorio para ejercitar nuestro registro y memoria espacial. Cada entrada está etiquetada según el lugar o lugares, a los que se hace referencia en el contenido. Un mapa ubicado en la página principal permite identificar dónde van aconteciendo los eventos por medio de marcadores. Las geo-referencias indicarán los pueblos, barrios, ciudades y países reseñados a través de todo el Observatorio.

Participar del espacio es simple. Va desde la suscripción gratuita para recibir las nuevas publicaciones, hasta el compromiso con el Observatorio. Hay quienes quisieran publicar sólo una vez y también quienes quisieran hacerlo con frecuencia. Por otro lado, hay quienes quieren colaborar en actividades, tertuliar sobre el tema o simplemente sugerir eventos. También hay quienes sólo quieren opinar sobre algo que se ha publicado. Todos estos tipos de participación son bienvenidos. La página es amigable, en el sentido de guiar a los observadores/as según sus propósitos. Aun así, cualquier duda podrá ser dirigida al observatoriodeviviendapr@gmail.com.

Por lo pronto, estaré editando ortográficamente el material que me sea enviado, así como satisfaciendo mi curiosidad intelectual con material inédito sobre desahucios, ocupaciones y cooperativas de vivienda, que recién me han hecho llegar quienes se han estimulado con el proyecto. ¡Claro que se vislumbra candela!; mediante articulaciones a proyectos, establecimiento de círculos de tertulia y convocatoria de eventos. Pero para caminar con firmeza, hay que dar un paso a la vez. Y me siento muy feliz de la positiva respuesta y acogida que va teniendo. Habiéndose fundado el 30 de julio de 2015, cuenta con 115 visitas y algunas suscripciones. ¡Enhorabuena!

No olvides darte la vuelta: Observatorio de la Vivienda en Puerto Rico.

Sobrevolando Canadá: Reseña de la 9na Asamblea del Consejo Internacional de Educación de Adult@s

Hace unos días llegué a la ciudad de Montreal y en unas horas parto nuevamente. Las emociones han sido tantas, dado el enriquecedor motivo que me trajo, que apenas he tenido la oportunidad de asimilar mi visita a estos lares. Finalizaba el mes de mayo, cuando fui invitada a participar de la novena asamblea mundial que realizaría el Consejo Internacional de Educación de Adultos (ICAE, por sus siglas en inglés). Según me informaron, el consejo estaba interesado en contar con la presencia de las y los jóvenes que fueron formados el pasado mes de noviembre en la “ICAE Academy for life-long learning advocacy” en Madaba, Jordania. Habiendo participado de esa experiencia, sentía que no eran pocas las aportaciones que se esperaban; a las nuestras, se sumarían las de cientos de educador@s alrededor del mundo.

Me preguntaba: qué decir, desde dónde hablar, con quienes establecer contactos, cómo poder reportar estas experiencias de vuelta a mi organización base: La Nueva Escuela. Mis cuestionamientos tenían respuestas; sin embargo, organizarse para poder cumplir con todas las metas en unos cinco días no era tarea fácil. Felizmente, nunca he soportado el desorden, así que me puse manos a la obra. Por un lado, decidí que asumiría turno en el micrófono en talleres o paneles que me provocaran. Por otro lado, hablaría desde mi experiencia como educadora popular independentista en Puerto Rico, dicha experiencia sería complementada por los conocimientos que he podido generar durante mi formación graduada en trabajo social en mi Isla, España y Brasil. Contrario a la meta de muchos colegas, de identificar contactos para financiar sus trabajos locales, me dedicaría a estrechar vínculos con el Sur global en busca de experiencias que complementaran nuestros procesos de formación política, así como exponer el caso colonial de Puerto Rico. Con frecuencia me sorprende la cantidad de cosas buenas que me suceden en el camino; resulta que el ICAE me pidió una colaboración especial como comunicadora en el evento dado mi evidente entusiasmo por la fotografía. Una cosa llevó a la otra y como debía documentar casi todas las actividades, tuve acceso a gran parte de los paneles, así como entrevistas exclusivas con las y los exponentes. Eso me permitió una perspectiva “glocal”. Por un lado, entendí la complejidad del evento, en términos de estructura y contenido. Por otro, profundicé en las aspiraciones, emociones e impresiones de quienes se dieron cita.

El evento abrió el jueves 11 de junio, con una plenaria en la que se debatiría sobre Mujeres, Nativ@s y la Descolonización de la educación. Un total de seis panelistas de Quebec, Guatemala, Estados Unidos, Uruguay, Burkina Faso e India, compartieron no solo sus trabajos, sino la preocupación constante de enfrentar la descolonización en países que, al menos jurídicamente, son independientes. Definitivamente, la exposición de la asiática Helena Wong, desafió todas las nociones que no pocos tenían sobre las condiciones sociales, opresivas y discriminatorias que ha experimentado al interior de Estados Unidos en su trabajo con la Justicia Global y la Marcha Mundial de las Mujeres. Su coyuntura y la precisión que dedicó a la crítica de la educación allí, me permitió reaccionar desde la experiencia puertorriqueña. Su exposición me llevó a darme cuente de un absurdo y una hipocresía en la historia entre Estados Unidos y Puerto Rico; en mi cabeza pensaba cuán hipócrita es, aunque no deje de ser importante la denuncia internacional, que desde el “Primer Mundo” se condene la mutilación del clítoris en algunos países del Africa, mientras en Puerto Rico los cuerpos de las mujeres fueron esterilizados mediante operaciones involuntarias por parte del gobierno colonial. Bien dicen que muchas cosas son relativas o que dependen de la perspectiva con que se miren; lo que este evento permite es poner contrarrestar la forma en la que se asume es la vida y los discursos en el Norte global y, porqué no, poner los puntos sobre las íes.

Llegado el viernes, comenzó el maratón con una plenaria y conversatorio entre el ICAE y Greenpeace internacional. Luego de una exposición un tanto legalista de este último, la audiencia abarrotó al representante con cuestionamientos sobre acciones infladas que son atribuidas a este organismo en término de incidencia, así como las contradicciones que se plantean a la sociedad para enverdecer el mundo que vivimos desentendiéndose de un orden social en el que el trabajo de muchos y muchas depende del ritmo que lleva el pseudo-desarrollo que se vive. El clima de la discusión reveló que no son pocos los sentimientos encontrados que una interacción con el Greenpeace genera. Sin embargo, aún cuando muchas veces redes internacionales como el ICAE aparentan ser tan complejas y grandes como para que quepan todo tipo de discursos, sí hubo una audiencia de 300 personas dispuestas a defender sus reservas en cuanto a propuestas ciegas, superficiales, insuficientes y hasta contradictorias. Ya en la tarde aproveché para documentar los talleres y entrar en contacto con las y los ponentes. Hay un asunto racial y étnico innegable en este evento. Con frecuencia los talleres ofrecidas por canadienses o europeos contaron con una audiencia de esos países. En cambio aquellos ofrecidos por african@s, asíatic@s y latin@s, contaron con una diversidad de audiencia. Al parecer, algunos hablamos para el mundo y otros se hablan entre sí mism@s. Curiosamente, me gustó que algunos talleres en los que la audiencia fue mínima, la participación fue más íntima, permitiéndole a quienes se presentaron exponer más sobre sus escenarios locales. Tener esta oportunidad no es algo dado o que puede ser atendido levemente.

Con frecuencia es tanto el bombardeo de experiencias y nuevas personas en un espacio tan reducido de tiempo, que se presenta tanto el cansancio como el pensamiento sub-alterno. Nos cuesta, a l@s jóvenes, a l@s mujeres, a l@s negros, a l@s homosexuales, validar las experiencias que tenemos y el conocimiento que hemos construido. Esto recrudece cuando vemos que desde Europa o bien América del Norte, se produce tanto material didáctico o se interactúa con eficacia diversas tecnologías de presentación. Sin embargo, me enorgulleció cómo durante las entrevistas, se hacía referencia a las grandes lecciones que Chile, Guatemala, India y Burkina Faso, habían aportado al evento, la profundidad de sus saberes y cuánto había provocado. A veces se piensa que el día a día es tan minúsculo, en comparación a lo que el mundo vive, que olvidamos que es en la cotidianidad donde la historia se va escribiendo y en ella reside el poder de transformarla. En ese sentido estos espacios, son siempre de sentimientos encontrados, de festejo por reencontrarse con caras conocidas y por exportar lo que vivimos, pero de insatisfacción al sentir que no se logra decir todo y que se nos podrá olvidar fácilmente. No por menos una vive aturdida, aunque feliz. Después de todo, lo más poderoso es no saberse sol@, entusiasmarse con nuevos desafíos, incorporar nuevas consideraciones y comprometerse globalmente.

A efectos de resumir esos dos días de talleres, cuelgo aquí el album de fotografías. Aprovecho también para compartir los enlaces de los dos videos- primero y segundo– que pude filmar y editar para las redes sociales del ICAE en Facebook y en Twitter. Finalmente, hay que destacar que el evento, también incluyó un cuarto día en que se celebró la Asamblea General del ICAE, para seleccionar el nuevo comité directivo y la junta de directores. Luego de una puja fuertísima que implicó reuniones de campaña política entre las diversas regiones, el Sur consiguió equilibrar la representación internacional en los once puestos seleccionados, para los cuales ocupamos al menos seis con dos nombramientos de Africa a la junta, dos de latinoamérica, uno de Jamaica y uno de filipinas. Se entiende, esto recién lo he aprendido, que lo más importante en un evento de esta escala es la declaración final, en la que se incluyen los lineamientos políticos principales bajo los cuales la red funcionará por los próximos cuatro años. Es un documento que se presenta y que se edita durante el primer y segundo día según se recibe el insumo de las y los presentes. Al final, se relee y se aprueba; aún no ha sido colocado virtualmente pero espero compartirlo tan pronto tenga acceso a este.

Llegó el domingo, el cansancio late en los pies y aunque hubo noches de relajación y festejo, no es hasta mañana que podré conocer un poco más la ciudad antes de viajar de regreso a Río de Janeiro para terminar mi semestre de estudios. Tanto la maleta como la cabeza van llenas de ideas, de cuentos, de recuerdos y de pasión. No veo la hora en la que regrese a mi patria a socializar todo esto. Mientras tanto, sólo queda esperar…

10898085_10152972346233325_7232750004426535974_n 10402883_10152972298908325_1406953557041788821_n 11427659_10152976708828325_4391300184515380176_n 11393141_10152972210248325_3796995417401735241_n 1888698_10152973703808325_7688360382406957928_n 11392916_10152972679158325_317212697115348150_n 11377151_10152972211353325_2575942307843577790_n 11401272_10152972210318325_5635600422492256953_n 11406785_10152976715138325_97010512039993829_n 11391677_10152972249608325_7334659360651139337_n 17678_10152975232738325_8258241940728395976_n 11108325_10152972250043325_1107503629292809734_n 10676293_10152972807418325_2859658346784267259_n 11390242_10152970889333325_3412907395942835147_n 11229893_10152972344048325_4692557021562749021_n11401326_10155709200495434_9054962700600834051_n

A un ritmo social y solidario, la Transpirenaica llegó a destino final

La Transpirenaica es una caminata de 800 kilómetros a través de los Pirineos, picos ubicados de la parte norte al este de España. Forjándose como meta recorrerlos en seis semanas, la Fundación Formación y Trabajo (FIT), convocó a organizaciones sociales, instituciones, emprendedores/as, empresas y sociedad civil. El trayecto sería entre el 14 de junio y el 25 de julio, tiempo en que se caminaría desde el Cabo Higuer en el océano Atlántico, País Vasco, hasta Cadaqués, ubicado en el mar Mediterráneo, específicamente en Cataluña. Sin duda una cruzaría los hermosos y retantes paisajes de Navarra, Aragón, Lérida, Cataluña y Andorra.

La Transpirenaica Social y Solidaria, iniciada en el 2013, es un proyecto iniciado por un grupo de amigos aventureros y comprometidos políticamente en la puesta por la trasformación del mundo. Entre ellos se destaca Ignasi de Juan, referente del CEAAL en Europa, quien no dudó un minuto en extender la invitación a esta experiencia por la vía de las redes sociales. Desde el Colectivo de Puerto Rico, la organización La Nueva Escuela, acudió al llamado. Los objetivos por visibilizar la inclusión social y laboral de l@s jóvenes, favorecer su autonomía y trabajando por la búsqueda de soluciones para vencer la exclusión, nos animaron de inmediato. Entendíamos que semejante iniciativa en efecto podría servir de herramienta para la sensibilización, la unión y la cohesión social, aspectos necesarios para la liberación de nuestro Pueblo así como la justicia social, y que tan erosionados está en las generaciones más jóvenes. En este sentido, identificamos en la Transpirenaica un espacio para forjar iniciativas, dar a conocer nuestras luchas y aportar en las de l@s demás participantes.

En total, participaron de la caminata un total del 50 jóvenes, emprendedores, empresas, instituciones del Estado, organizaciones sociales y sociedad civil en general. Uno de los valores más importantes que permeó la experiencia fue la consideración, la ayuda mutua y el respeto. Siendo un clima intergeneracional armonioso, cada caminante decidía cuánto tiempo quería participar y hasta dónde consideraba posible su propio caminar. Siempre existieron los planes A, B y Z, puestos sobre la mesa ante quienes calibrábamos la dureza de los senderos. Como no podía participar durante las seis semanas, decidí integrarme en las últimas dos, en calidad de representante del Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe.

Para mi, mujer negra y joven, participar de esta experiencia me permitió contar con un mundo en el que las fronteras pueden hacerse a un lado para compartir las experiencias de educación popular desde otras latitudes. Como puertorriqueña, participar en un evento como este es sin duda una oportunidad para validar nuestro derecho a la autodeterminación como Pueblo. Como representante del CEAAL, fue un acto de re-afirmación latinoamericana y un espacio más ocupado como caribeña.

El primer día fue duro y el plan B fue necesario. El segundo día bajaba a un ritmo excelente, con una profesora del Colegio Sagrado Corazón. Compartíamos sobre nuestras experiencias de vida, la lucha de Puerto Rico y nuestros propios procesos personales cuando un grito me sacudió. Tardé pocos segundos en darme cuenta de que lo había emitido; minutos más tarde Ignasi confirmó mi pié torcido. Afortunadamente pronto nos recogerían en vehículo y todo el mundo se solidarizó con mi nuevo paso de tortuga. Siguiendo el consejo de un gran caminante, regresé a Madrid a descansar el pie y a domesticar las ganas de retornar. Principalmente, interesaba participar del Foro a realizarse en Núria, relacionado a la educación transformadora. Por desgracia no pude hacerlo, pero disfruté las narraciones de los compañeros y lo publicado en la prensa. Aún rememoro la experiencia con mucha gratitud y nostalgia.

Cada pieza de este rompecabezas fue clave, viniendo en la forma de gente increíble e historias interminables. Las piezas también vinieron en la forma de nuevas relaciones, refugios muy hospitalarios, colaboraciones presentes y futuras, calidez, apertura, respeto, participación y solidaridad. En fin, una caminata con la intención puesta en la palabra y en el verbo. Un esfuerzo individual, sólo posible colectivamente. Su última etapa concluyó en Cadaqués, España. El alcalde de Cadaqués, junto a amig@s, empresarios, emprendedores, profesionales, el Ajuntamiento de Cubelles y la Casa Portuguesa cerraron con pasteles de nata lo que sin duda fue un trayecto trascendental para casa uno de nosotr@s.

Como miembro del CEAAL, el poco tiempo que pude participar me permitió atestiguar la forma en la que las geografías escarpadas nos ayudaron a estrechar vínculos hacia una meta común. En este sentido, y como expresó el gran Ignasi “ hemos cumplido nuestro reto: hacer de la montaña un espacio social”. El 2013, fue un año para poner a prueba las sendas y los climas. El 2014 fue el año de afianzar los contactos colaboradores, fijar los ritmos adecuados y aclimatar el ambiente de solidaridad y participación. Con la idea en marcha y los pilotos cumplidos exitosamente, esperamos con ansias el 2015. Será el año en que quienes se entusiasmaron puedan integrarse y en el que nuevos retos sociales tendrán en los Pirineos, su espacio de encuentro. El verdadero camino apenas comienza.

Por: Kamil Gerónimo

CEAAL, Puerto Rico
10527915_700893133280337_1222689114791583133_n

Fin

10444754_708195625883421_6785699539935231886_n

10513428_703316356371348_1094448453979819491_n

10441214_694359020600415_7764462558629434991_n

Guatemala

Son las 7 de la noche y voy de regreso a Puerto Rico. La primeras dos inspecciones fueron en Guatemala y la tercera en la escala panameña. Puerto Rico, afortunada tierra a la que entra de todo, excepto su autodeterminación, y bien que pagan la cuota quienes militan dichas ideas.

la foto

Guatemala es una tierra que trata de esconderse, pero que lo comunica todo. Entre las luces de la ciudad y su apretado comercio se distinguen los espacios inhabitables, aunque atestados de gente. Acantilados por donde la “ley y el orden” se precipitan con la misma fuerza que la basura que se arroja sin mesura. Acantilados desde donde el pueblo guatemalteco resiste y legitima su derecho a la ciudad. ¿Cuánta identidad puede existir en un espacio que se puede traspolar a cualquier lugar del mundo? A cualquier lugar donde haya un centro urbano que concentre la noción de progreso y una población que se juegue la vida por vivir en él, alrededor de él, arriba de él y en este caso, debajo de él.

DSC_0418

Ciudad de Guatemala, como Lima o San Salvador, es una ciudad de gente pequeña, de mirada baja, ego encorvado y calidez insuperable. Se ve siempre en sepia, se suda en naranja y se oye al ritmo de un parque de diversiones sólo para carros. Difícil es escapar del sabor a maíz, siempre presente en tamales, tortillas, mazorcas y alcohol. Maíz, que al ser complementado con cebollas, salsas, cilantro y queso pulverizado, se convierte en una bofetada a la nariz, atentado de placer al paladar y tranque digestivo. Proceso que en sí carga la esencia, la dualidad de un pueblo maya cuya historia es una receta de subversiva cocción.

IMG_4117

Conocí a Guatemala por El Señor Presidente y Weekend in Guatemala, de Miguel Angel Asturias. Novelas cuyas escenas recreé alguna vez en calles como aquellas. Ficción, que ojalá sólo ficticiamente, recoge la torturada existencia tras los gobiernos militares, las dictaduras, el intrínseco fervor religioso y la predecible imponencia del gobierno de Estados Unidos de América.

el-senor-presidente

Reconocía a Guatemala por ser la tierra en que Rigoberta Menchú forjó su conciencia. Conciencia que durante su pasar por la vida atestiguó la quema en público de un hermano que apenas comenzaba a vivir; el incendio público de una estructura que albergaba a un padre que recién comenzaba a heredar un patrimonio de lucha; la servidumbre de una madre que ya había perdido dos infantes intoxicados por las fumigaciones en los sembradíos de algodón; y la valentía de dos hermanas que optaron pro enfilar las armas e internarse en las montañas.

MV5BMTAwMDA5NTU1OTJeQTJeQWpwZ15BbWU3MDU3MDg2MjE@._V1_SY317_CR5,0,214,317_

Pensaba, mientras hacía maletas para ir, que por el carácter del evento al que asistiría, no me alcanzaría el tiempo de conocer alguna lucha de movimiento social in situ. Estaría de diálogo en gestión, dada la reunión del Comité Directivo del Consejo de Educación de América Latina y el Caribe, en representación del último. No obstante, llegado el tercer día, una gran noticia resucitó aquél interés. Finalizado el evento, nos adentramos a conocer la lucha de La Puya.

DSC_0402

DSC_0439

Si bien esta experiencia la narro con detalle en mis diarios del 7 de abril, hoy resumo se trata de un Campamento de Resistencia Pacífica en contra de un proyecto minero que pretende extraer oro de suelo guatemalteco. La Puya cumple ya un año de estructura y organización, en el que no han faltado amenazas, insultos, persecución y balaceras. El gobierno ha pactado con la industria minera un modelo extractivista androcéntrico cuyas repercusiones ambientales amenazan la ya desnuda vida de las comunidades aledañas. Comunidades no informadas, no consultadas, engañadas.  Nuevamente, situación que se torna el día a día de Nuestra América.

DSC_0449

Este ejército de valientes apasionados y adoloridos hoy dicen BASTA. Su motor cotidiano es una fé en un Cristo que lleva impreso en su batola la insignia comunista. Un movimiento que por tácticamente no ha respondido a las estrategias de violencia, que ha preferido cantar, alabar, e ignorar los insultos. No soy creyente, pero sin duda su fe les ha permitido hermanarse y luchar mano a pies, formarse políticamente, reconocerse equitativamente y responder colectivamente en función de su autonomía. Claro que aún les falta!… es “un pueblo sin piernas pero que camina”. Su iniciativa, sin duda, es parte de la reserva moral que nos queda para no dejar caer la toalla en medio de una crisis de valores que se ha llevado consigo el carácter de urgencia y la responsabilidad que tenemos- y debemos- a las futuras generaciones.

P1110239

Guatemala late en cada corazón que la visita y que empieza a comprenderla. Guatemala se expresa en cada vibrante tejido de su majestuosa artesanía. Se piensa y se sueña con cada puesta de Sol, con cada Nahuatl y su presagio. Sólo por ello, nunca se olvida.

SONY DSC

Un “diploma”, una maleta de sueños y a trabajar por Puerto Rico.

Para que no pase desapercibido a mi conciencia, verbalizaré que me gradué. Fue una graduación calurosa, rápida e impersonal. No obstante, de mucha emotividad para quienes festejábamos los logros de amigos y amigas. La indignación quedó expresada contundentemente, al menos por mi parte. GRACIAS Gaba Quijano por no dejar dormir ni un segundo a mi conciencia. En términos generales mi mente sólo decía “ya salí de esto”, y “ahora vamo’ a lo próximo”.

Image

¿Será que me cuesta demasiado disfrutar los propios logros?, Creo que estaba más enfocada en el hambre que tenía, eso me dice Ileana Carrion, y yo le doy la razón. El proceso lo disfruté a medias y hay varios testigos de ello como Luis Ja Cintron Gutierrez. Eterno el amor a mi madre Nancy Lopez y a mi padre Tomás Gerónimo, quienes siempre han sabido que voy pa’ lante como el elefante y por respetar mi temprana independencia. Les riego mi amor a tod@s l@s que saben la inmensa parte que ocupan en mi existencia y en mi formación político-pedagógica, empezando por La Nueva Escuela y terminando con mi Clase Graduada 2006 Juan Jose Osuna. Un abrazo en el que quepan toditos y toditas.

Con amor, Kamila.

Quem é Tito Kayak?

 Na história da humanidade, a ilha de Puerto Rico tem brilhado em várias ocasiões: pelo crime, pelos artistas ou pelos esportistas. Tem brilhado também pelas paisagens afrodisíacas e quando ganhou a reputação de ser o país mais feliz do mundo. Ninguém questionaria esse assunto aí se desse uma olhada ao calendário anual e visse os dias feriados. Na verdade, sempre temos pretextos demais para comemorar qualquer evento. Mas a fama não descansa só na dança e a garrafa, herdadas dos espanhóis. Os porto-riquenhos têm sacudido o mundo ocupando os espaços de mais controvérsias. No álbum das lembranças políticas mundiais há dois eventos que posicionaram a ilha no mapa e ambos aludem à mesma pessoa: Alberto de Jesus Mercado ou Tito Kayak.

 Tito nasceu em 1958 em Jayuya, Puerto Rico. Quando era criança foi Boy Scout”. Isto implica que se criou num movimento impulsionado pelo governo dos Estados Unidos dirigido ao desenvolvimento de crianças reverentes, obedientes e disciplinadas com a nação, neste caso a nação americana. No entanto, Tito virou numa fruta inesperada e de conservador não teve nem um fio de cabelo. Arranhou a consciência ambiental no próprio escotismo e tornou-se em contra do governo invasor. Dedicou sua responsabilidade cívica à denuncia da presença ilegal dessa nação na ilha e às atrocidades que cometeu.

 Ganhou o apelido pelo jeito engenhoso que utiliza para escapar dos cenários internacionais e nacionais nos que faz seus reclamos. O primeiro ato dele foi subir ao topo da Estátua da Liberdade e pendurar as bandeiras de Porto Rico e Vieques para chamar a atenção sobre a luta dos porto-riquenhos e o uso de Vieques como uma base militar. Numa outra ocasião foi preso em Israel por ter subido numa torre de comunicação e içado lá uma bandeira palestina em solidariedade com aquele povo e a luta da Faixa de Gaza. Também esteve sete dias no topo da torre de construção na ilhota de San Juan para impedir a privatização da costa capitolina, patrimônio cultural do povo.

Tito na Estatua da Liberdade, Nova Iorque

Tito na Estatua da Liberdade, Nova Iorque

Tito na Palestina

Tito na Palestina

Tito no Paseio Caribe em Porto Rico

Tito no Paseio Caribe em Porto Rico

Agora, ele trabalha como eletricista. Como personagem do povo, também representante da indignação nacional, é sempre esperado nas diversas manifestações. Sua ousadia é o orgulho daqueles que simpatizam com suas causas. Louco? Suicida? Herói? A verdade é que Tito nunca deixará de nos surpreender. Em Porto Rico temos pessoas muito famosas: artistas, atletas e políticos. Tito tem um pouco de todos eles.

 Atualmente, ele planeja  sua  mais corajosa aventura, uma kayakada atraves do Mar Caribe en nome da liberação dum prisioneiro político porto-rriquenho chamado Oscar López Rivera. Esteativista pela independencia foi encarcerado pelo governo dos Estados Unidos há 31 anos. Tito andará de kayak desde Venezuela até Porto Rico, lembrando aquela rota utilizada pelos indígenas arahuacos que migraram à ilha caribenha há váios séculos. Levará uma  mensagem clara e direta, exigir a liberação de Oscar.

Oscar López Rivera

Oscar López Rivera

Rota do Kayak

Rota do Kayak