¿Porqué la epistemología importa y nos debería apasionar más?

A través de la ponencia Why Epistemology Matters?, la doctora en Trabajo Social, Jeane Anastas, argumenta sobre la relevancia de la epistemología para el Trabajo Social y cómo ha logrado convencerse de ello a través de la investigación y la docencia. Desde una narrativa tan incisiva como inspiradora, se ponen sobre la mesa algunas incongruencias al interior de ejercicio profesional, particularmente al conocer y al enseñar, y se presentan mecanismos a través de los cuales la epistemología enriquece nuestras orientaciones valóricas. Concuerdo con la autora en que aún cuando la lógica positivista se ha reconocido retrasada por muchas ciencias y sus métodos de investigación, la gran mayoría de ellas- abandonando la actividad filosófica- continua operando con el pivote positivista.

Considero que el tema se torna aún más delicado para el Trabajo Social pues, empujado a la dinámica tradicional de la ciencia, ha necesitado contestar desde la propia complejidad de su praxis. En mi opinión, abandonar el cuestionamiento al conocimiento, nos llevará a coquetear con la idea no-valórica y apolítica de la ciencia. Claro que debemos acercarnos más al saber, pero dando especial atención al proceso frente al resultado.

Cómo manejamos un caso, qué conocimientos aplicamos, qué saberes populares impactan nuestra subjetividad profesional, cómo dialogan ambos, qué se construye a partir de ahí y cómo se fortalecen las herramientas psicológicas, interpersonales, organizacionales, culturales y sociales para hacer trabajo social, todo ello es materia epistemológica (Anastas, 2002). Por eso importa tanto y por eso nos debería apasionar más.

Referencia

Anastas, Jeane. (2002). Why Epistemology Matters? In Fourteenth National Symposium on Doctoral Research in Social Work College of Social Work. New York. Recuperado de https://kb.osu.edu/dspace/bitstream/handle/1811/36954/14_Anastas_paper_.pdfjsessionid=9ACF4D953429FE03C3CF5028E4F2DAAB?sequence=1

Anuncios

La Epistemología: Herramienta para precisar los campos científicos

En el artículo La Epistemología: Herramienta para precisar los campos científicos , Abarca (2007) aborda el concepto de “epistemología” para explicar su rol al momento de estudiar cómo se piensa y se construye la ciencia. Con frecuencia escuchamos a alguien decir que tiene una teoría sobre algún acontecimiento cotidiano, lo que resulta en que intercambiemos una “opinión” con una “explicación científica” indistintamente. Coincido con el autor en que esclarecer el asunto es tarea de la epistemología, en tanto permite distinguir lo que es producto de la ciencia y lo que no. La epistemología es ese desbaratador de costuras que nos permite distinguir cuándo las puntadas son producto de métodos rigurosos y sistemáticos; verificados y progresivos, y cuándo se sostienen desordenadamente con pobre racionalidad.

Existen diversos tipos de razonamiento para diversos tipos de ciencia. En el caso del Trabajo Social sostengo que los hechos y las interpretaciones van de la mano; nuestra experiencia genera fenómenos y para maximizar la comprensión de éstos hay que entender la lógica sistémica en la que se manifiestan, lo que nos lleva a conversarlos con el saber científico que desde la profesión se ha generado. En el Trabajo Social no debemos relegar a los filósofos de la ciencia nuestro caudal de saberes, sobretodo cuando sostenemos una práctica que camina hacia su profesionalización. La epistemología nos debe competer a todos y más aún cuando la investigación funge de espina dorsal a nuestra intervención.

Acorde con Díaz (citada en Abarca, 2007), el conocimiento científico tiene que ser crítico; para el Trabajo Social esto implica tener la voluntad de cuestionar cómo se ha construido un saber, qué conceptos se operan y cuál es el rol práctico, social y político de la racionalización empleada. Finalmente, hacer de la epistemología un campo en nuestra agenda formativa, en definitiva nos permitirá tanto legitimar saberes que plasmemos en informes periciales como teorías que formulemos desde y para nuestra profesión.

 

Referencia

Abarca, Ramón. (2007). La Epistemología: Herramienta para precisar los campos científicos. Entelequia. Revista Interdisciplinar, 3(primavera), 75–83. Recuperado de: http:ideas.repec.org/a/erv/ancoec/y2007i3p75-83.html.

A un ritmo social y solidario, la Transpirenaica llegó a destino final

La Transpirenaica es una caminata de 800 kilómetros a través de los Pirineos, picos ubicados de la parte norte al este de España. Forjándose como meta recorrerlos en seis semanas, la Fundación Formación y Trabajo (FIT), convocó a organizaciones sociales, instituciones, emprendedores/as, empresas y sociedad civil. El trayecto sería entre el 14 de junio y el 25 de julio, tiempo en que se caminaría desde el Cabo Higuer en el océano Atlántico, País Vasco, hasta Cadaqués, ubicado en el mar Mediterráneo, específicamente en Cataluña. Sin duda una cruzaría los hermosos y retantes paisajes de Navarra, Aragón, Lérida, Cataluña y Andorra.

La Transpirenaica Social y Solidaria, iniciada en el 2013, es un proyecto iniciado por un grupo de amigos aventureros y comprometidos políticamente en la puesta por la trasformación del mundo. Entre ellos se destaca Ignasi de Juan, referente del CEAAL en Europa, quien no dudó un minuto en extender la invitación a esta experiencia por la vía de las redes sociales. Desde el Colectivo de Puerto Rico, la organización La Nueva Escuela, acudió al llamado. Los objetivos por visibilizar la inclusión social y laboral de l@s jóvenes, favorecer su autonomía y trabajando por la búsqueda de soluciones para vencer la exclusión, nos animaron de inmediato. Entendíamos que semejante iniciativa en efecto podría servir de herramienta para la sensibilización, la unión y la cohesión social, aspectos necesarios para la liberación de nuestro Pueblo así como la justicia social, y que tan erosionados está en las generaciones más jóvenes. En este sentido, identificamos en la Transpirenaica un espacio para forjar iniciativas, dar a conocer nuestras luchas y aportar en las de l@s demás participantes.

En total, participaron de la caminata un total del 50 jóvenes, emprendedores, empresas, instituciones del Estado, organizaciones sociales y sociedad civil en general. Uno de los valores más importantes que permeó la experiencia fue la consideración, la ayuda mutua y el respeto. Siendo un clima intergeneracional armonioso, cada caminante decidía cuánto tiempo quería participar y hasta dónde consideraba posible su propio caminar. Siempre existieron los planes A, B y Z, puestos sobre la mesa ante quienes calibrábamos la dureza de los senderos. Como no podía participar durante las seis semanas, decidí integrarme en las últimas dos, en calidad de representante del Consejo de Educación Popular de América Latina y el Caribe.

Para mi, mujer negra y joven, participar de esta experiencia me permitió contar con un mundo en el que las fronteras pueden hacerse a un lado para compartir las experiencias de educación popular desde otras latitudes. Como puertorriqueña, participar en un evento como este es sin duda una oportunidad para validar nuestro derecho a la autodeterminación como Pueblo. Como representante del CEAAL, fue un acto de re-afirmación latinoamericana y un espacio más ocupado como caribeña.

El primer día fue duro y el plan B fue necesario. El segundo día bajaba a un ritmo excelente, con una profesora del Colegio Sagrado Corazón. Compartíamos sobre nuestras experiencias de vida, la lucha de Puerto Rico y nuestros propios procesos personales cuando un grito me sacudió. Tardé pocos segundos en darme cuenta de que lo había emitido; minutos más tarde Ignasi confirmó mi pié torcido. Afortunadamente pronto nos recogerían en vehículo y todo el mundo se solidarizó con mi nuevo paso de tortuga. Siguiendo el consejo de un gran caminante, regresé a Madrid a descansar el pie y a domesticar las ganas de retornar. Principalmente, interesaba participar del Foro a realizarse en Núria, relacionado a la educación transformadora. Por desgracia no pude hacerlo, pero disfruté las narraciones de los compañeros y lo publicado en la prensa. Aún rememoro la experiencia con mucha gratitud y nostalgia.

Cada pieza de este rompecabezas fue clave, viniendo en la forma de gente increíble e historias interminables. Las piezas también vinieron en la forma de nuevas relaciones, refugios muy hospitalarios, colaboraciones presentes y futuras, calidez, apertura, respeto, participación y solidaridad. En fin, una caminata con la intención puesta en la palabra y en el verbo. Un esfuerzo individual, sólo posible colectivamente. Su última etapa concluyó en Cadaqués, España. El alcalde de Cadaqués, junto a amig@s, empresarios, emprendedores, profesionales, el Ajuntamiento de Cubelles y la Casa Portuguesa cerraron con pasteles de nata lo que sin duda fue un trayecto trascendental para casa uno de nosotr@s.

Como miembro del CEAAL, el poco tiempo que pude participar me permitió atestiguar la forma en la que las geografías escarpadas nos ayudaron a estrechar vínculos hacia una meta común. En este sentido, y como expresó el gran Ignasi “ hemos cumplido nuestro reto: hacer de la montaña un espacio social”. El 2013, fue un año para poner a prueba las sendas y los climas. El 2014 fue el año de afianzar los contactos colaboradores, fijar los ritmos adecuados y aclimatar el ambiente de solidaridad y participación. Con la idea en marcha y los pilotos cumplidos exitosamente, esperamos con ansias el 2015. Será el año en que quienes se entusiasmaron puedan integrarse y en el que nuevos retos sociales tendrán en los Pirineos, su espacio de encuentro. El verdadero camino apenas comienza.

Por: Kamil Gerónimo

CEAAL, Puerto Rico
10527915_700893133280337_1222689114791583133_n

Fin

10444754_708195625883421_6785699539935231886_n

10513428_703316356371348_1094448453979819491_n

10441214_694359020600415_7764462558629434991_n

Un “diploma”, una maleta de sueños y a trabajar por Puerto Rico.

Para que no pase desapercibido a mi conciencia, verbalizaré que me gradué. Fue una graduación calurosa, rápida e impersonal. No obstante, de mucha emotividad para quienes festejábamos los logros de amigos y amigas. La indignación quedó expresada contundentemente, al menos por mi parte. GRACIAS Gaba Quijano por no dejar dormir ni un segundo a mi conciencia. En términos generales mi mente sólo decía “ya salí de esto”, y “ahora vamo’ a lo próximo”.

Image

¿Será que me cuesta demasiado disfrutar los propios logros?, Creo que estaba más enfocada en el hambre que tenía, eso me dice Ileana Carrion, y yo le doy la razón. El proceso lo disfruté a medias y hay varios testigos de ello como Luis Ja Cintron Gutierrez. Eterno el amor a mi madre Nancy Lopez y a mi padre Tomás Gerónimo, quienes siempre han sabido que voy pa’ lante como el elefante y por respetar mi temprana independencia. Les riego mi amor a tod@s l@s que saben la inmensa parte que ocupan en mi existencia y en mi formación político-pedagógica, empezando por La Nueva Escuela y terminando con mi Clase Graduada 2006 Juan Jose Osuna. Un abrazo en el que quepan toditos y toditas.

Con amor, Kamila.

Quem é Tito Kayak?

 Na história da humanidade, a ilha de Puerto Rico tem brilhado em várias ocasiões: pelo crime, pelos artistas ou pelos esportistas. Tem brilhado também pelas paisagens afrodisíacas e quando ganhou a reputação de ser o país mais feliz do mundo. Ninguém questionaria esse assunto aí se desse uma olhada ao calendário anual e visse os dias feriados. Na verdade, sempre temos pretextos demais para comemorar qualquer evento. Mas a fama não descansa só na dança e a garrafa, herdadas dos espanhóis. Os porto-riquenhos têm sacudido o mundo ocupando os espaços de mais controvérsias. No álbum das lembranças políticas mundiais há dois eventos que posicionaram a ilha no mapa e ambos aludem à mesma pessoa: Alberto de Jesus Mercado ou Tito Kayak.

 Tito nasceu em 1958 em Jayuya, Puerto Rico. Quando era criança foi Boy Scout”. Isto implica que se criou num movimento impulsionado pelo governo dos Estados Unidos dirigido ao desenvolvimento de crianças reverentes, obedientes e disciplinadas com a nação, neste caso a nação americana. No entanto, Tito virou numa fruta inesperada e de conservador não teve nem um fio de cabelo. Arranhou a consciência ambiental no próprio escotismo e tornou-se em contra do governo invasor. Dedicou sua responsabilidade cívica à denuncia da presença ilegal dessa nação na ilha e às atrocidades que cometeu.

 Ganhou o apelido pelo jeito engenhoso que utiliza para escapar dos cenários internacionais e nacionais nos que faz seus reclamos. O primeiro ato dele foi subir ao topo da Estátua da Liberdade e pendurar as bandeiras de Porto Rico e Vieques para chamar a atenção sobre a luta dos porto-riquenhos e o uso de Vieques como uma base militar. Numa outra ocasião foi preso em Israel por ter subido numa torre de comunicação e içado lá uma bandeira palestina em solidariedade com aquele povo e a luta da Faixa de Gaza. Também esteve sete dias no topo da torre de construção na ilhota de San Juan para impedir a privatização da costa capitolina, patrimônio cultural do povo.

Tito na Estatua da Liberdade, Nova Iorque

Tito na Estatua da Liberdade, Nova Iorque

Tito na Palestina

Tito na Palestina

Tito no Paseio Caribe em Porto Rico

Tito no Paseio Caribe em Porto Rico

Agora, ele trabalha como eletricista. Como personagem do povo, também representante da indignação nacional, é sempre esperado nas diversas manifestações. Sua ousadia é o orgulho daqueles que simpatizam com suas causas. Louco? Suicida? Herói? A verdade é que Tito nunca deixará de nos surpreender. Em Porto Rico temos pessoas muito famosas: artistas, atletas e políticos. Tito tem um pouco de todos eles.

 Atualmente, ele planeja  sua  mais corajosa aventura, uma kayakada atraves do Mar Caribe en nome da liberação dum prisioneiro político porto-rriquenho chamado Oscar López Rivera. Esteativista pela independencia foi encarcerado pelo governo dos Estados Unidos há 31 anos. Tito andará de kayak desde Venezuela até Porto Rico, lembrando aquela rota utilizada pelos indígenas arahuacos que migraram à ilha caribenha há váios séculos. Levará uma  mensagem clara e direta, exigir a liberação de Oscar.

Oscar López Rivera

Oscar López Rivera

Rota do Kayak

Rota do Kayak

Waste Land

Waste Land é um documentário dirigido por Lucy Walker lançado em 2010. A peça, produzida por Angus Aynsley e Hank Levine, recolhe as experiências em um dos locais de menor consciência que se tem no mundo; os aterros. Para expor ao mundo essas histórias, o artista e colecionador dessas experiências, Vyk Muniz decidiu se insertar no aterro principal de Rio de Janeiro, melhor conhecido como Jardim Gramacho. Sua missão era visitar e trabalhar numa coleção de fotografias criadas a partir de materiais encontrados lá. A surpresa foi encontrar uma comunidade de pessoas que trabalhavam e moravam naquele espaço.

  O documentário de renome internacional expõe a situação dramática da comunidade de catadores (as) de lixo. O trabalho deles consiste de escolher do lixo aqueles materiais recicláveis que possam  vender; papelão, vidro, plásticos, madeira, livros, etc. Em suas próprias vozes, falam dos cenários terríveis que se deparam diariamente, particularmente no momentos em que as favelas estão em guerra e se topam com cadáveres dessas guerras. O artista relata as histórias pessoais de pelo menos 6 catadores (as). Esses personagens são fotografados pelo artista aos fins de construir peças de arte baseadas nas fotografias. A técnica consiste em projetar a fotografia sobre um tecido branco e gigante. A projeção é a guia que utilizam artistas e catadores para decorar os contornos com diferentes tipos de lixo e sujeira. A reação deles ao ver o produto final faz que valga a pena cada fio de cabelo que se para.

 

 Acho que o trabalho do artista reflete a inexistência de limites quando de arte se trata e o potencial que tem para transformar a realidade. Transformam-se os personagens ao perceber, através deste trabalho, um outro modo de vida e novas formas de comunicar as suas experiências ao mundo. Transforma-se o artista quando, imerso nessa realidade, cria novos sentidos para ela. Transforma-se o mundo que recebe essas inovadoras expressões artísticas ligadas à justiça social. Transforma-se o espectador quando assiste  todas essas transformações num filme que logra que jamais se pense lixo da mesma forma. O documentário tem bem merecido a variedade de prémios ganhos pelo ataque interdisciplinar ante una complexa realidade; a arte, a poluição ambiental, o trabalho, a organização da comunidade, o movimentos social, a reivindicação e a transformação da realidade. Que mais se poderia pedir?