Acerca de mí

In Reflexiones personales on 8 septiembre, 2010 at 1:08 PM


Cuentan que en invierno y estaciones secas los caracoles de tierra hibernan en su concha sellándose y  protegiéndose así de su entorno. El opérculo, mucosidad que les sirve de protección, se destruye en la primavera, fecha en la que hace, gracias a la humedad, una excursión por nuevos nutrientes que le sirvan al desarollo tanto de sí como de su hogar.  Añaden que cuando el caracol crece, también lo hace su concha. Según cierra una cámaras abre otras cada vez más grandes y de forma constante. En algún momento el caracol construye un reborde alrededor de la abertura de la concha, deja de crecer, y comienza a reproducirse.

Cuento que ésta ‘caracola’ puertorriqueña vive en el trópico. Muchas veces hiberna en sí misma y en otras instituciones de mayor o menor dependencia cultural, social, política, artística, ideomática, ideológica, económica, histórica y colectiva. Por muchos años me refugié en conchas que consideré seguras pero que resultaron ser latas o escombros, facilmente oxidables, difícilmente nutritivos. Cuando desaprendí que los caracoles de tierra vagan por el mundo buscando una casita y aprehendí  que la construyen e incluso la engrandecen para sí mismos fue el día en que me sentí como una ‘lapa’ al interperie de cualquier obstáculo capaz de salar mi vida y justo en ese momento decidí salvaguardar un espacio propio, condimentado con mis propias experiencias, enshanchado según mis visiones y ubicado según mi desición. Con este Blog salgo a buscar los nutrientes que me ayuden a articular mi visión de mundo. Espero construir nuevas cámaras en las que invite a todas y todos los que desean concinarse a fuego lento y concentrar mejor sus sabores.

Un comentario en “Acerca de mí

  1. Ileana dijo:

    Mi querida caracola. Tu imagen refleja la idea de ti misma. Con una coraza que te proteje, que te oculta y un interior delicado, sensible y suceptible a ser molido, pisado o vulnerado. Fortalece tu persona, sigue tu camino enriqueciendo tu vida como no me cabe duda harás. Pero recuerda que tu coraza es una ilusión. Porque siempre hay una pisada de bota que facilmente tritura tu fortaleza. Caracola ponte de pie y no te arrastres por la vida lucha y defiende lo tuyo con fuerza y sin sumisiónm con orden y dirección. No te coloques en situación de moverte donde te lleve el viento o el último requicio del suelo en que te arrastras. Toma control.

    Los funerales, los funerales. Cuando no son circos son el lugar de la despedida. Es un acto para los que se quedan. El que está en la caja ni cuenta que se da. El que se queda necesita tiempo, tiempo para perdonarse lo que no hizo y no dijo, para acostumbrarse a que ya el otro no estará, para recibir abrazos y besos y que le conduzcan la vida por un ratito y poder descansar. Tengo sentimientos encontrados con eso de los funerales porque creo que cumple una función social y familiar, cuando no son un circo……..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s