Preludio a la Verdad

Transcurren las horas e impaciente amortajo al cruel devenir de una simple verdad.

Son las máscara Julia. Viven en el aquí y ahora, en la escencia y en la nada, en el diluir y en el Todo que nos sujeta a la Sociedad.

Sujetos que jugamos con la tela de una trampa. Araña que amenaza con atacarnos toda vez que se refleja en el tocador.   Nos regodeamos cual obra externa, escondiendo las manos que todavía llevamos pegajosas. Liberamos los dedos ensimismados con hilar níveo y que cada vez más va perdiendo su color.

Asistimos a las gradas en las que la opresión y la seducción se equiparan y desdeñan. La primera seduce a la razón, la segunda a la fuerza y al final ninguna consigue escudriñar una Verdad. Y así se tejen su espacio, y así su complejidad, y así seducen al reflejo hasta oprimir el final.

¿Será ese el secreto íntimo de las circunstancias? ¿Seremos más libres en el sendero a la Verdad? ¿Esta este sendero diseñado para sujetos? ¿Es posible impedir a nuestros dedos tejer su máscara, su distancia, su verdad?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s