San Salvador: Día 3

Dos atisbos del tercer día:

Residente como punto de partida

1) En el almuerzo (a las 2:00pm :() conversé con Héctor de Honduras. “¿Qué música o músicos de resistencia hay en PR?-arrancó él. “Residente Calle 13, algunas veces Vico C, Mikie Rivera, Mc Natra y Lady M, 79, Intifada..”, comenzé a espepitar. Conocía algunos de los artistas que les hablaba. Otros no, pero sentía un gran apego a Calle 13, al igual que mucha gente en su pueblo. Resulta que Héctor trabaja en la radio y es la primera vez que conocía a una puertorriqueña que abogara o defendiera la Independencia en PR. Me contó que en Panamá hay una visión de PR como territorio que está sumisado y feliz ante el Gobierno de EEUU. Ante mi sopresa y no sopresa compartí con él el trayecto de la Invasión norteamericana en PR, lo estratégico que ha sido este Gobierno respecto a la educación, las lcuhas sociales que hemos tenido y tenemos, etc. Estaba sorprendido. Me ofreció intercambiar información. Le facilité un CD de La Nueva Escuela y nuestras revistas. Casi al acabar de conversar me dijo: “Sabes, me quedo sin palabras. Un líder de la derecha dijo en los medios recientemente que Panamá tenía que evaluar su postura y examinar la decisión acertadísima que había tomado PR respecto a su futuro político”. Ay mi madre. nos urge expandir nuestra lucha. Muchas veces se nos asume como felizmenter subordinados, pero de ahí a representar el bastión de las decisiones acertadas respecto a nuestro futuro hay un gran trecho. Regué la semillita. Hay que darle seguimeinto.

Tarjeta de Recuerdo: Ignacio Martín Baró

2) En la noche asistimos a una Eucaristía por los Mártires de la UCA. caminamos unas cuadras hasta llegar a la Universidad Jesuita, José Simeón Cañas, en la que hace 21 años 8 personas fueron asesinada por un batallón de las Fuerzas Armadas del Salvador. En la misa de conmemoración me sentía aturdida. Habían allí estudiantes, profesor@s, trabajador@s que andaban con su ropa de trabajo, emplead@s de mantenimiento, sacerdotes jesuitas, teólogos de la liberación, el arzopispo del Salvador, entre otros. Me parecía curiso examinar cómo desde la misa se conmemoraría la labor revolucionaria de los asesinados. Mis sorpresas fueron muchas. La primera fue que me acerqué a un espacio en el que exhibían tarjetas postales de recuerdo sobre los mártires. Hubo uno que abarcó mi atención pues lo asimilé como mi compañero Eduardo, que es fanático de las computadoras y las redes. La fotografía a la derecha muestra los que decía. De primera instancia no vi de quién se tartaba en específico. Al acercame vi que se trataba de Ignacio Martín Baró y una gran nudo se apoderó de mi garganta. Resulta que en mis primeros años de bachillerato en las clases de cooperativismo leí mucho sobre él e hice proyectos sobre su trabajo académico-social. Sabía que lo habían asesinado pero esa imagen quedaba dispersa por no poderla enmarcar en un contexto. Al ver su imagen y su nombre en medio de esta masacre no pude hace más afligirme magnánimamente.

Cruz Revolucionaria

Más sorpresas: la cruz en la procesión cargaba la imagen de los ocho mártires, y las primeras dos lecturas estaban relacionadas a la opresión y a la injusticia. Todavía lo escribo y me choca porque en mi la religión en la que se me crió, y a la que hoy no pertenezco, jamás se hablaba de esta manera cristiana de vivir. No me estoy reinvindicando en la religión sólo distingo lo contrastante de esta experiencia. Hay una parte en la que se hacen oraciones. En esta parte cada uno de los sectores universitarios (profesor@s, emplead@s y estudiantes) planteaban, desde su trabajo, las pelgarias que hacían basado en el trabajo que hacen. Ejemplos: los estudiantes de gerencia hacían una oración respecto de la semilla que sembraban en los movimeintos populares deses sus practicas gerenciales, los trabajadores abogadan por l@s desemplead@s y por la injusticia social, l@s estudianets de geografía abogaban por cómo su trabajo de la ordenación del territorio estaba vinculado a la realidad social y a la vinculación de sus trabajos por el desarrollo social de los amrginados, etc. etc. ect. Un sin fin de planteameintos utópicos aún a la religión como la conozco, y que lleva con el mismo cantar poco práctico hace más de 2,000 años.

Les cuento que los momentos fueron muchos e intensos. Muchos de ellos los grabé y otros los llevo en recursos de beneficio y crítica en relación a éste y nuestro contexto. Espero compartirlos con ustedes según nos veamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s